Hoy en día siempre nos hablan del "cloud storage" o del "almacenamiento en la nube", ¿pero que es?

Para esta serie de entradas nos enfocaremos en explicar lo del almacenamiento en la nube, que es bastante sencillo, hasta para quien nunca haya escuchado algo parecido de este tema.

¡Vamos a empezar!

Basicamente el nombre lo explica todo: se trata de almacenar nuestros datos en un sitio que no sea el disco duro de nuestro ordenador (o la memoria del móvil) en el sentido más amplio de la palabra: pueden ser fotos, documentos, datos variados... y mucho más, pero de esto hablaremos más adelante; por ahora enfocamos el tema en lo que está detrás de esta frase.

Entonces, tienes que imaginar que la carpeta de documentos de trabajo (supongamos sea un asesor fiscal que guarda las facturas y la documentación contable de tus clientes) no solo está grabada en el disco duro de tu ordenador (usamos esta palabra tanto para referirnos a los ordenadores sobremesas como a los portatiles) sino también guardada en una ubicación que está fuera de tu despacho u oficina.

¿Porqué se dice "en la nube"?

La idea es que los datos "se escapan" y se van en un entorno no claro, pero sí "afuera" de mi control directo (de esto hablaremos más en adelante).

¿Donde acaban exactamente mi documentos?

La respuesta es bastante sencilla: en otro disco duro pero de propiedad de la empresa que te proporciona el servicio de almacenamiento (sea Dropbox, Google Drive, Microsoft, Apple, etc.) y te lo deja a disposición para cuando deseas consultarlos.

Más, puedes sincronizar tus datos entre todas las perifericas que quieres (solo falta nombre de usuario y contraseña para conectar el dispositivo que quieras); por ejemplo, puedes iniciar un trabajo en tu oficina y seguir trabajando en casa, o puedes tener muestras en PDF de los trabajos graficos que haces para porderlas enseñar sobre la marcha al cliente (o enviarla por mensaje para que te diga si el boceto le gusta o hay algo que cambiar).

Las posibilidades son casi solo limitadas a la fantasia e al uso que te gustaría hacer.

Entonces ahora sabemos que "almacenar en la nube" no es más que conectarse a un disco duro a tráves de Internet y guardar nuestros preciosos datos allí.

En la imagen aquí abajo puede ver como aparece una "sala server" (cuarto de servidores): es una imagen bastante fría para representar donde están tus (preciosos) datos, ¿verdad?

Con esto ya entiendes porque te cobran para el servicio: hay que mantener servidores siempre encendidos (¡y la luz cuesta!), una conexión permanente y fiable a internet, hacer mantenimiento al sistema operativo del servidor, cambiar piezas si se rompen (de los discos duros se sabe que sí se van a romper, lo que no se sabe es exactamente el "cuando"), etc.

Una solución personalizada

¿Y que pensarías si te dirías que con poco se puede montar una solución personalizada que te permita de tener el control de tus datos, protegerlos de individuos maliciosos, cuidar de la privacidad, y mucho más, con un gasto que es una fracción de lo que te cobran durante años las compañias comerciales?

Parece demasiado bonito y no se ve la trampa, ¿verdad?

La trampa es que todo el trabajo de mantenimiento lo tienes que hacer tú solo (con los riesgos que conlleva si por si acaso se para el servidor), y también tienes que saber como administrar el servidor, como intervenir si algo va mal, saber donde meter las manos para no empeorar el daño, ecc.

¡Por esto Taller42 trae la solución "llaves en mano"!

Hace poco tiempo hemos desarrollado (después de meses de un estudio multifacetico) una solución para tener TUS datos en TUS manos, que ya hemos puesto en marcha en nuestra oficina.

Si el tema te interesa, toma contacto y te enseñaremos "el hierro" que nos permite tener hasta 1,5TB (!) de datos almacenados en la nube.

¡Hasta pronto!

una cosita más (cite.):

Podemos poner en marcha esta solución con tu hardware o estudiar la solución optimal para tu necesidades con hardware dedicado.

¡Llamanos! y lo hablamos

Como de costumbre: sí, pero ¿por qué?

Existen varios motivos por los cuales podría necesitar insertar otras tablas en el DB de mi instalación de WP; El primer ejemplo que me viene a la mente es que en el mismo espacio tengo otra aplicación web instalada.

Por ejemplo, puedo tener el sitio en WordPress para mi asociación / empresa / etc., y una gestión de las cuentas que haya instalado (Dolibarr es una gran opción en mi opinión).

¿Y por qué no usar una base de datos separada para cada aplicación web?

De hecho, sería mejor, bajo algunos puntos de vista, pero también hay que considerar que hay algunos complementos que le permiten hacer una copia de seguridad de los archivos y la base de datos de WP.

Por ejemplo, utilizo UpdraftPlus de forma rentable en la versión gratuita; más allá de las personalizaciones permitidas por la versión premium (pagada), la versión gratuita permite la copia de seguridad de WordPress DB cargándola en una cuenta de Dropbox.

Y este es el truco: si las tablas de la administración las pongo en el DB donde residen las tablas de WP, lo entiendo, ¡con cada copia de seguridad, el complemento copiará todo en el destino elegido!

Una cosa más (cit.):

Supuse que la otra aplicación web está instalada en un subdirectorio de la instalación principal de WP, de lo contrario los archivos relativos no se incluirán en la copia de seguridad del complemento.

¡Eso es todo! ¡Estén atentos!

Sí, pero ¿por qué?

Al preparar este sitio, decidí preparar un sitio de prueba para experimentos, dejando intacto el sitio de producción hasta que se encontró la estructura deseada.

La operación en sí es bastante simple, se trata de copiar el contenido de la instalación de wordpress a otro dominio, crear una base de datos y mover todos los datos de uno a otro.

Quiero aclarar que lo que voy a escribir está dirigido a los usuarios avanzados / sysadmin que saben cómo completar las operaciones descritas; Si no sabe qué y cómo lo está haciendo, el consejo es contactar a una persona que tenga las habilidades y el conocimiento para hacer lo que sea necesario.

Para mi conveniencia, prefiero crear un dominio de tercer nivel (por ejemplo, test.foo.org en comparación con foo.org) para aprovechar el espacio y la banda ya pagados por el cliente; una vez equipado con cualquier cliente FTP, comencemos:

// ** Configuración de MySQL: puede obtener esta información de su proveedor de alojamiento ** //

/** El nombre de la base de datos de WordPress */
define('DB_NAME', 'nombre_db');

/** Nombre de usuario de la base de datos MySQL */
define('DB_USER', 'usuario_db');

/** Contraseña de la base de datos MySQL */
define('DB_PASSWORD', 'contraseña_db');

/** Nombre de host MySQL  */
define('DB_HOST', 'localhost');

/** Juego de caracteres de base de datos para usar en la creación de tablas */
define('DB_CHARSET', 'utf8');

/**El tipo de intercalación de la base de datos. No cambies si no tienes idea de lo que es */
define('DB_COLLATE', '');

Dicho, hecho, nuestro sitio de prueba debe estar en línea, en caso de que un wordpress continúe apuntando al sitio de producción y no al sitio de prueba, es útil restablecer el caché del navegador, volver a cargar la página y asegurarse de que en la barra de direcciones del navegador puede ver la dirección test.foo.org y no foo.org

Una cosa más (cit.):

¡Recuerda el enlace permanente! Después de haber llevado a cabo estos cambios, los enlaces permanentes también deben reconstruirse, el método más simple es ir a la máscara admin / modify permalink (test.foo.org/wp-admin/options-permalink.php para permanecer en la primera nomenclatura) y elige cambiar la estructura. En caso de que deseemos volver a la seleccionada anteriormente, recreamos y volvemos.

¡Eso es todo! Estad atentos!

Data443 Privacy Safe Privacy Management Service by Data443

Copyright © 2017-2022 Taller42 • "Oxy" version developed by Taller42 2019 Proudly powered by WordPress

linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram